Hace unos 10 años que la cámara fotográfica se ha convertido en una compañera de vida

Testigo del proceso evolutivo personal y profesional, recorriendo juntos un largo camino de experiencias

Durante este tiempo he podido desarrollar diferentes proyectos para empresas e instituciones dentro del ámbito de la imagen, aportándome experiencias que me han aportado capacidad resolutiva, de acción y autonomía con una visión multidisciplinar y creativa. Esta evolución profesional podría parecer dispersa, pero lo cierto es que, me ha dotado de un horizonte amplio sobre lo que significa la fotografía, sus necesidades (ya sean técnicas o simbólicas) y su poder como  herramienta comunicativa y lenguaje universal.

 

EXPERIENCIA PROFESIONAL

 

Identidad Fotográfica

Contacto con lo Natural

Mi pasión se encuentra en la naturaleza, pues en ella es donde encuentro mi centro y relación con el todo

Es en este tipo de entornos, en los que técnica, lenguaje, simbolismo y acción se fusionan para obtener la autenticidad. De esta forma la fotografía de Paisaje se ha convertido en mi especialidad profesional por los intereses personales que en mi despierta.

Pienso que para conseguir un resultado exclusivo no solo se requiere de un técnica precisa, se necesita también de pasión, que aunque no se vea a simple vista, es fundamental que intervenga en todo el proceso de trabajo, hasta obtener la conclusión que consideramos definitiva.

Fotografiar paisajes y elementos naturales es para mi una forma de decirle al mundo que formamos parte de algo maravillosamente bello que está ahí, nos pertenece y es accesible para todos. Mis fotografías buscan la esencia y simbiosis con la naturaleza, dar consciencia de la unión entre todos los seres vivos que forman nuestro complejo planeta. Buscan sacar una sonrisa de empatía del que mira, al trasladar simbólicamente su experiencia al contexto fotográfico, e integrar aunque sea de forma sutil un mensaje de libertad, respeto y conexión.

Cuando hago una fotografía de paisaje, mi actitud suele ser contemplativa y observadora, sintiéndome a su vez árbol, planta, nube, hormiga, montaña… llenando algo dentro de mi que no soy capaz de explicar con exactitud aunque lo intentaré:

“Inspirar un aire limpio que te nutre y pone la piel de gallina; Retenerlo para disfrutar su sabor y sentir una mezcla de felicidad y calma.

Sentir que los pies se enredan en el suelo como raíces y saber que estás exactamente donde debes estar, una sensación de absoluta tranquilidad; Te permites cerrar los ojos y escuchar los miles de sonidos que han pasado desapercibidos, el tacto del viento sobre la piel… abriéndote a una nueva dimensión en la que la imaginación vuela a diferentes mundos siendo capaz de ver  y tocar lo invisible

 

Esta es mi experiencia personal que me lleva a buscar nuevos lugares y entornos que manifiesten todas esas sensaciones, para ofrecerlas al mundo en formato imagen desde la máxima honestidad y respeto, con la intención de dar consciencia de identidad colectiva.

 

¿Porqué la Fotografía?

La fotografía es mi método de comunicación y estudio por su intrínseca relación con la luz. Este elemento físico no solo es imprescindible para la existencia del formato fotográfico y la capacidad de visión humana, también tiene la capacidad de modularse y graduarse a si mismo transformando la realidad como un elemento vivo.

La fotografía me permite comprender los mecanismos de la luz por su dependencia y relación, y mi método para comprenderla se basa en un estudio de su diversidad, cambios físicos a nivel de intensidad, color, dureza, y como estas proporcionan una lectura metafórica y simbólica. Sin olvidar que comprender el concepto luz conlleva conocer la oscuridad, pues la ausencia de luz también nos habla del elemento físico, mostrándonos las diferencias sobre el mundo físico y abriendo nuevos horizontes técnicos y conceptuales.

¿Qué supone la ausencia de luz? ¿Cómo modifica la realidad física? ¿Con que la identificamos?  ¿Qué nos genera? y en base a estas cuestiones también nos podemos preguntar ¿Qué nuevas formas de comunicación fotográfica podemos al capturar entornos con todas estas connotaciones?

Mi estudio de la luz mediante el formato fotográfico me ha llevado al trabajo de campo nocturno, realizando fotografías nocturnas, Astrofotografías y fotografías con la técnica Light Painting.

La fotografía nocturna es todo un margen creativo en donde recoger un cúmulo de acciones temporales fusionadas bajo un solo soporte. Estos contextos dotan a la imagen de un carácter reflexivo y místico por la tradición cultural occidental en torno a la noche y a su vez por la capacidad de mostrar una realidad que el ojo humano no es capaz de ver por sus propios medios ya sea por una limitación física o bien por una modificación del medio en forma de contaminación lumínica.

 

 

 

 

 

Tomar consciencia de los cambios del entorno natural mediante la luz artificial es la finalidad de este tipo de fotografías, dejando ver situaciones en los que está presente y los que no, dando pié a la reflexión de ese paradigma nocturno desapercibido y desconocido que reivindica en este tipo de fotografías revalorizarse.

Finalmente, por vinculación con la creación artística he utilizado la propia luz como elemento de lenguaje creativo, desarrollando una posición activa que fusiona la técnica fotográfica, la iluminación artificial aplicada y la acción performática para desarrollar la técnica LightPainting.

 

 

 

 

 

 

 

En este contexto, el fotógrafo desatiende la técnica para entrar en un diálogo lumínico con el entorno y generar espacios y atmósferas irreales, conectando el concepto de luz y tiempo. Cada imagen es la conclusión final de una serie de acciones lumínicas desarrolladas en el tiempo para generar ese resultado concreto, que a su vez, entrar en debate con la posible iluminación artificial presente, manteniendo la importancia de la consciencia sobre la contaminación lumínica pero incorporando la acción creativa para formalizar nuevos espacios.

Anuncios